Inicio > El Blog de DNA Solutions > Superfecundación y superfetación heteroparental
Superfecundación y superfetación heteroparental

Superfecundación y superfetación heteroparental

¿Pueden los gemelos y gemelas tener padres distintos? 19 de marzo de 2021

El mes pasado publicábamos en nuestras redes un artículo sobre el descubrimiento de un caso de mellizos con la misma madre y con distinto padre. Este fenómeno es raro y por ello no todo el mundo sabe que realmente ocurre. Hoy vamos a explicar algunas cosas sobre él.

¿Qué es la superfecundación?

Por regla general, en cada ciclo menstrual la mujer produce un solo óvulo. Sin embargo, debido a diversos trastornos patológicos o no, es posible que en vez de un óvulo se produzcan dos o más. Cuando esos dos o más óvulos son fecundados ocurre la superfecundación.

¿Qué es la superfetación?

Al contrario que en la superfecundación, en la superfetación los óvulos no proceden del mismo ciclo menstrual. En este caso, el segundo óvulo se libera cuando ya existe un embarazo en curso, normalmente dentro de las primeras 4 semanas, igualmente por una irregularidad en el ciclo. En consecuencia, el segundo óvulo puede ser fecundado hasta varias semanas después del primero.

¿Gemelos, mellizos o ninguna de las dos cosas?

Se considera que los bebés nacidos de una superfecundación son gemelos dicigóticos, comúnmente llamados mellizos. Estos gemelos y gemelas no idénticos proceden de la fecundación de dos óvulos distintos (siempre del mismo ciclo menstrual) por dos espermatozoides distintos. Para saber más sobre la diferencia entre gemelos idénticos y mellizos, pueden leer este artículo anterior de nuestro blog.

Aunque solemos denominar gemelos o gemelas o a todos los hermanos o hermanas nacidos en el mismo parto, en la superfetación esto es algo más complicado. Los ciclos de gestación de los bebés son distintos, ya que existe una diferencia notable en el tiempo. Su dotación genética es distinta, porque proceden, igual que antes, de la fecundación de dos óvulos por dos espermatozoides, y se les podrá llamar mellizos, porque nacen en el mismo parto, pero no serán, estrictamente hablando, gemelos o gemelas dicigóticos.

Gemelos con padres distintos

La superfecundación es poco frecuente y la superfetación es extremadamente rara, pero además, en los dos casos podemos encontrar también el fenómeno de la heteroparentalidad.

La heteroparentalidad se produce cuando los óvulos son fecundados por más de un hombre en relaciones sexuales separadas, lo que significa que los mellizos o mellizas tendrán la misma madre y padres distintos. Evidentemente, en la superfecundación heteroparental, las relaciones tienen que ocurrir muy próximas en el tiempo, pero en la superfetación heteroparental ya hemos visto que la diferencia en el tiempo puede ser de hasta 4 semanas aproximadamente.

La prueba de paternidad de gemelos

En el caso real al que nos referíamos en la introducción, fue cuando el padre pidió una prueba de paternidad que la familia supo que sus bebés tenían padres diferentes. Es por eso por lo que cuando un cliente nos contacta con dudas sobre su paternidad y sus hijos o hijas son gemelos o gemelas, siempre preguntamos si son idénticos (gemelos homocigóticos) o no.

Los gemelos idénticos tienen siempre el mismo padre y la misma madre, y, por tanto, al analizar sólo a uno de ellos, se puede deducir la paternidad del otro sin necesidad de estudiar su ADN específicamente.

Sin embargo, si los gemelos no son idénticos o si no se está seguro, recomendamos analizar el ADN de los dos para la prueba de paternidad, porque, como hemos visto, quizás el hombre que se analiza podría ser el padre biológico de uno de ellos nada más.

Aunque la prueba de paternidad de gemelos no pueda determinar si ha ocurrido una superfecundación o una superfetación, sí puede concluir, con una precisión superior al 99,99 %, si estos gemelos o gemelas tienen el mismo padre biológico o no.

Si reflexionamos sobre ello, cabe pensar que la superfecundación y la superfetación heteroparentales puedan ser fenómenos más frecuentes de lo que se piensa, y que en muchos casos no se sabe porque simplemente no hay suficientes pruebas de paternidad realizadas a gemelos y gemelas.


Para más información sobre la prueba de paternidad pinche aquí.

Para más información sobre la prueba de cigosidad de gemelos pinche aquí.